El equipo

Óscar Velasco, Abel Valverde y David Robledo

Cocina, bodega y sala
Armonía a tres voces

slideshow img 1 slideshow img 2 slideshow img 3 slideshow img 4 slideshow img 5 slideshow img 6

Un gran restaurante es sinónimo de un gran equipo. De profesionales que saben que el todo es mucho más que la suma de las partes, que un restaurante es más que una cocina, una sala y una bodega. Es una orquesta compleja cada uno de cuyos miembros tiene que ejecutar una partitura en perfecta armonía con los demás, sin disonancias, sin altibajos: siempre en lo más alto para el disfrute del comensal.

Nuestra orquesta cuenta con tres directores excepcionales.

A los fogones, Óscar Velasco combina la experiencia con los asados que un chef natural de Segovia como él lleva en la sangre con el aprendizaje de la alta cocina junto a los grandes maestros de Madrid, el País Vasco y Cataluña: Zalacaín, Martín Berasategui y Can Fabes son los peldaños que jalonan la carrera ejemplar de este gran cocinero, premio Cocinero del Futuro (Academia Internacional de Gastronomía, 2006) y Nacional de Gastronomía (2007). Tras una década al frente de la cocina del Santceloni, este cocinero del futuro es ya un gran cocinero del presente.

La bodega está en manos de otro segoviano, David Robledo, cuya trayectoria también contiene nombres ilustres de la A de Arzak a la Z de Zalacaín, pasando desde luego por la C y la F de Can Fabes. Este cordial y discreto sacerdote de los vinos bendice cada día los más felices maridajes de vinos y platos en el Santceloni desde su inauguración.

Pilota la sala el barcelonés Abel Valverde, formado en Gerona, Gran Bretaña y, por supuesto, en Can Fabes, desde donde dio el salto en 2001 al Santceloni. Su cordialidad, discreción, perfecto dominio del servicio y unos conocimientos enciclopédicos en materia de quesos lo han convertido en miembro indiscutible del selecto grupo de maîtres españoles que literalmente sientan cátedra en el oficio.

Tres grandes directores y una orquesta impecablemente afinada para interpretar una sinfonía de sabores y sensaciones.